CORDERO CON ALCACHOFAS

por Hadassah Giraldo en February 03, 2019

En este plato iltalo-judio, se cocina una pata de cordero con ajo, vino tinto y corazones de alcachofas. Es un plato elegante, para cualquier ocasión o digno de una reunión especial

Para 6-8 personas

  • 1 pata de cordero de unos 2 kg/ 4 ½ lb.
  • 1-2 cabezas de ajo, divididas en dientes, peladas y cortadas pequeñas (dejar 5-6 peladas, enteras).
  • Un puñado de romero fresco sin tallos (25 g/1 oz).
  • 500 ml / 17oz / 2 ¼ vasos de vino tinto seco.
  • 30 ml /2 cuch. de aceite de oliva.
  • 4 alcachofas
  • 1 chta. de zumo de limón.
  • 5 chalotas picadas
  • 250 ml/8fl oz / 1 vaso de caldo de ternera
  • Sal y pimienta negra molida
  • Ensalada verde con picatostes de ajo para servir.

1 Con un cuchillo afilado, realice incisiones por todo el cordero. En cada incisión, introduzca una rodaja de ajo y cuantas hojas de romero pueda. Salpimiente. Colóquelo en un recipiente no metalico y vierta por  encima el aceite de oliva y la mitad del vino. Deje marinar hasta que este listo para asar.

2 Caliente el horno a 230 °C/450 °F/gas 8. Ponga la carne y el abodo en una bandeja de horno y rodeelo todo de dientes de ajo. Aselo durante 15 minutos; reduzca la temperatura a 160 °C/325 °F/gas 3 y cocine durante 1 hora o más o hasta el cordero esté a gusto.

3 Mientras tanto, prepare las alcachofas. Tire de las hojas y deje que se partan. Retire las puntas asperas de la base. Corte en cuartos y quite el corazón. Coloque los cuartos en un cuenco con agua al que le haya añadido el zumo de limón para evitar que se oscurezcan. Unos 20 minutos antes de que el cordero acabe de asarse, escurra las alcachofas y póngalas alrededor de la carne. Cuando el cordero este listo, transfiera la carne y las alcachofas a un recipiente para servir. Con cuidado, vierta los jugos de la carne y el ajo asado de un sarten.

4 Retire la grasa de los jugos y añada las chalotas y el resto del vino tinto. Cocine a fuego alto hasta que se reduzca el liquido a una pequeña cantidad, entonces agregue el caldo de ternera y cocinelo removiendo constantemente, hasta que el sabor del jugo se concentre. Cubra el cordero y las alcachofas con el ajo asado y la salsa de vino tinto y decórelo con romero. Sírvalo con ensalada verde y picatostes de ajo.

Si no puede conseguir una pata de cordero sin el nervio ciático, puede utilizar costillas o paletillas de cordero.

 por Marlena Spieler  (COCINA TRADICIONAL JUDIA Y KASHER)

VOLVER ARRIBA