POLLO ASADO CON UVAS Y JENGIBRE FRESCO

por Hadassah Giraldo en February 03, 2019

Este plato, con su combinación de especias y frutas dulces, se inspira en sabores marroquíes. Sírvalo con cuscús mezclado con un puñado de garbanzos cocidos.

Para 4 personas

  • 1-1,6 kg de pollo.
  • 115-130 gr de jengibre fresco rallado
  • 6-8 dientes de ajo bien picados
  • El zumo de 1 limón
  • Unos 30 ml de aceite de oliva
  • 2-3 pizcas grandes de canela molida
  • 500 g de uvas negras y verdes con pepitas.
  • 500g de uvas verdes sin pepitas
  • 5-7 chalotas picadas
  • Unos 250 ml vaso de caldo de pollo o vegetal
  • Sal y pimienta negra molida

1 Mezcle el pollo con la mitad del jengibre,  el ajo, la mitad del zumo de limón, el aceite de oliva, la canela, la sal y mucha pimienta. Déjelo marinar. Mientras, corte las uvas negras y verdes con pepitas por la mitad, retire las pepitas y resérvelas. Añada las uvas verdes sin pepitas a las otras.

2 Caliente el horno  a 180°c/ 350°F. Caliente una cacerola resistente al fuego. Retire el pollo del adobo, colóquelo en la cacerola y cocínelo hasta que se doren todos los lados. (Debería haber aceite suficiente en el pollo para dorarlo, pero si no es así, añada un poco más).

3 Ponga algunas chalotas en la cavidad del pollo con el ajo y el jengibre del adobo y cuantas uvas quepan dentro. Áselo 40 minutos o hasta que el pollo esté cocinado.

4 Retire el pollo de la cacerola y manténgalo caliente. Vierta el aceite restante de la cacerola, reservando cualquier sedimento en la base. Añada el resto de las chalotas a la cacerola y cocínelas 5 minutos hasta que estén blandas.

Agregue el resto de las uvas y del jengibre, el caldo y cualquier jugo del pollo asado, y cocínelo a fuego medio hasta que las uvas se hayan convertido en un salsa espesa. Sazone con sal, pimienta negra molida y el resto del zumo de limón al gusto.

6 Sirva el pollo en plastos calientes, rodeado de salsa y de las uvas reservadas.

 

 por Marlena Spieler  (COCINA TRADICIONAL JUDIA Y KASHER)

 

 

VOLVER ARRIBA